martes, abril 08, 2008






Del tiempo en que mi hermano y yo
crecíamos al sol, abandonados
y desbordantes como frutas salvajes,
quedó en mi pecho un viento
crudo y antiguo que no dejará de agitarse
ni aún en medio del día más apacible,
más hermoso del verano.

de Abrigo, Claudia Masin.

8 comentarios:

RoMa dijo...

siempre quise un hermano

al menos me seniria menos sola:S

lindo texto, niña..
slds!

MM1 dijo...

Tan bellos son los recuerdos...

Verónica dijo...

Hola Lore!

Una amiga que estuvo en Baires me acaba de comprar ese libro...fue un descubrimiento lindo.

un beso

Nicolás dijo...

No no, mi reproductor de cds ignora por completo a los videos. Los videos son del recital en el cual el personaje del que se trata el posteo fue sonidista...

Suspirante dijo...

Viste de lo que es capaz el viento? Un texto que dice, un vientito acusador...

Suspiro...

MM1 dijo...

es un termino chileno para decir "de campo...campesino... etc"

principio de incertidumbre dijo...

Me olvidé decirle pero el libro es accesible: 17 pesos.

¿qué más se puede pedir?

Nurit dijo...

A mi tb me gusta mucho lo que escribe Claudia Masin.

Pd: ahí te hice una semi crónica de la presentación de Irene como comment en mi blog. En el mismo post
besos p bahia blanca