jueves, agosto 20, 2009

por qué leo poemas en el trabajo

no es para salvarme de los animales


luis chavez dice que
el tiempo no entiende de estas cosas
para él
todos somos animales


la poesía detiene el tiempo
no es para pasar el tiempo
que leo en la oficina


conozco las reglas
mantengo las distancias
estas cuestiones de empleado
resultan inútiles para leer


soy interrumpido
soy un pobre y contumaz mediocre
lo cual no se remedia
leyendo poemas en el trabajo
ni escribiéndolos
o sintiendo que no importa
que voy hacia la muerte
con una línea de dios
y los labios cerrados


pero
otra vez
abro francamente ese libro
de Kavafis
adivino los rumores de Alejandría
y me embrutezco de soledad
de silencio

Alejandro Schmidt,
Silencio al fondo (Ediciones Radamato, 2000).


Blog del autor: romanticismo y verdad.


11 comentarios:

germán arens dijo...

hermoso poema...Saludos para vos.

EmmaPeel dijo...

Qué lindo esto, Princi

No había leído nada de Sch, ahora investigo

principio de incertidumbre dijo...

germán: gracias por los saludos. El poema, en verdad, es hermosísimo.
Tengo material de él, por si querés leer.
Abrazo.

Emma: investigue, investigue. Sino, también, sigo difundiendo.
Abrazotón.

Julieta dijo...

Qué lindo encontrarme con este poema hoy.

saludos!

Jota dijo...

GENIALLL!!!
¿¡Cómo estás tanto tiempo, pdi??
mandote un beso !!

Cecilia dijo...

Gracias por el comentario!
Y estoy de acuerdo con la masa, este poema es hermoso. Saludos!

PS Me dijo Germán que querías un libro, cuando quieras decime. Un abrazo.

Paula dijo...

Yo tampoco lo conocía y me encanta conocer autores, poetas nuevos. Gracias por difundir. Beso!

Maximus dijo...

Leo-leo.
Está bueno, no conocía nada de este buen hombre. Otro autor para buscar y leer, sí.
Un gusto que ande volviendo por acá.

Zaaar dijo...

Querida PdI:
Gracias por volver, aunque haya sido con una poesía, ese género literario tan propio de hippies pelilargos y comunistas, el cual soy incapaz de entender.
Durante su ausencia todo estuvo en orden, por este blog. Hubo gente que pasó y preguntó por usted; algunos dejaron saludos, otros medialunas, otros tortas varias y hubo uno que se jugó con una botella de vino (se la dejé ahí, al lado de los links).
No vuelva a hacernos esto, por favor.
Postraciones en tierra para usted.
Siga iluminando.
Suyo,
Zaaar

Pao dijo...

Yo también leo en el trabajo... y posteo de vez en cuando...

principio de incertidumbre dijo...

Gracias, amigos por los comentarios.

Recomiendo googlear a Alejandro; hay varias páginas con su bio y poemas.
Y por supuesto, su blog.


Abrazo...


(Zaaar: cuídeme el lugar)