sábado, diciembre 17, 2005

Sería...

"Sería lindo a partir de una cierta edad, año por año, ir de nuevo empequeñeciendo y recorriendo hacia atrás aquellos mismos peldaños que una vez se escalaron con orgullo. La dignidad y la honra de la mayor edad seguirían, no obstante, siendo las mismas que son hoy; de modo que la gente absolutamente menuda, los muchachos de seis u ocho años, serían los más sabios y más experimentados. Los más viejos monarcas serían los más pequeños; en general habría sólo muy diminutos Papas; los obispos mirarían desde mayor altura a los cardenales y los cardenales al Papa. Ningún niño podría desear ya ser algo grande. La historia perdería en importancia en razón de su edad; se tendría la sensación de que los sucesos de hace trescientos años habrían acontecido entre criaturas semejantes a insectos, y el pasado tendría, finalmente, la dicha de no ser advertido."
Elías Canetti.

Publicado en revista "Sur". n.308, 309, 210, 1968.


de Henry Cartier Bresson

27 comentarios:

El Fuego Camina Conmigo dijo...

Quién iba a pensar que Don Elias tenía, en el fondo, un corazón de pollo.
(Lo que, por otra parte, es magnífico.)

Rael dijo...

Aunque sea trillado, obvio, repetitivo y todo eso, siempre nos queda algo -a veces como muy arraigado- de cuando fuimos niños... y voy a seguir repitiendo lo que decía Marillion allá por 1985 "There is no childhood´s end!"

Saludos cordobeses!

principio de incertidumbre dijo...

oruga: son lindos los corazones de pollo (digo, las personas).

También (lo pensé, pero no podría hacerlo) sería buen argumento para novela. ¿No?


rael: no caigo cuál es esa canción. Eso que le pregunté a un amigo melómano... pero nada.




Un abrazo a ambos.

Carucha dijo...

En cierto modo los niños (o muchachos de 6 u 8 años) son más sabios que nosotros.
En la mayoría casos hasta más transparentes y puros...
Besitos y buen finde !.

Alejandro dijo...

linda cita... pareciera que nunca perdemos ese anhelo por lo que fue alguna vez... y es cierto, pareciera que cuando más nos vamos alejando, añoramos volver...

un abrazo
Alejandro

caritalimpia dijo...

Que bueno encontrarme con ella, pero con la sabiduría de la experiencia y así animarme a todo lo que no pude esa vez.
Buen principio. :)

Zaaar dijo...

marillion ... busque el tema "kayleigh" así los ubica.
feliz domingo para todos y siga así, pdi. cada día canta mejor.

Lore In Cælo dijo...

No sé si dichos peldaños se habrán escalado con orgullo... no solemos valorar tanto lo que nos rodea... quisiera volver a la infancia, pero sin las experiencias, muchas gracias... a quién no ha tentado alguna vez tener un "borrón y cuenta nueva" en su vida...

saludos.. ehh... "principio de incertidumbre" (no conozco tu nombre :S)

pd: tienes razón en eso de que "cualquier historiador, indefectiblemente va a tener su lado de vista, porque sino sería un tibio"... pero por lo menos, lo que nos da a leer es de gente de todos los sectores ideológicos, y bastante profesionales y eruditos, por lo demás... =)

Lobito dijo...

me divierte la idea
adoro de esas edades la irrupción ante todo sin importar las cuestiones llegando asi hasta las últimas consecuencias,
a decir verdad es una edad sumamente artistica en la que parece más que nada una forma d sentir cubista
las superposición de cosas, situaciones o cuestiones no se apiadan incluso del azar pero lentamente comienzan a conocerse los límites, por ello creo que no se asientan hasta la ¿madurez? ( osea nunca
cierto sentir ingenuo me entusiasma

Rael dijo...

El tema está en el disco Misplaced Childhood, uno de los mejores discos de todos los tiempos (aguanten los clichés)y se llama Childhood´s end?
Efecivamente, Kayleigh es el tema más famoso de Marillion y está en este disquito el cual recomiendo con ganas. Una obra conceptual muy inspirada con letras conmovedoras y música genial (fanático yo?)

Saludos cordobeses!

... nada para decir dijo...

EXCELENTE








PD: leiste lo de quino y el orden de la vida?

Diego dijo...

linda cita, pero cuando viejo quiero ser una mierda me parece que esta bien esa parte de la vida, aunque sea dificil de aceptar, la carne se pudre el alma renace

Maximus dijo...

...extraño mi niñez...

Igual, tengo la Pantera Rosa para acordarme...

Niño Errante dijo...

El mayor problema de la vejez es la frustración. Se vuelve esencial apuntar pa'l otro lado sin dejar cabos sueltos...
Cordialmente,
Yo.

peperinoteama dijo...

Cada día me voy haciendo mas viejo y más inmaduro (lease boludo). Practicamente lo contrario al texto del presente post.

que garrón, ¿no?.

Beso pra voce.

Fideos y Fideos dijo...

Hagamos un acuerdo y lleguemos a la conclusión que a nadie se le escurre la niñez. Está en la mente , fisicamente suspiramos la idea de volver y es ahí donde revive la eterna ancia, las ganas...
Hagamos un pacto dejemos que el picor reviva sensaciones como cuando yo me tiraba en el pasto en cuero y el picor no me dejaba dar paso sin tratar de rascarme...

Bello!! por el recuerdo y todo graicas

lucas dijo...

Sería lo más coherente, ir y volver. Es inevitable, de a ratos, sentir que nos alejamos de algo hermoso (un sabor de perdido paraíso).
Yo no sé donde voy, ni a donde volver :-S

Besos, y gracias.

Faro justiciero dijo...

Enrique Jardiel Poncela:
Cuatro corazones con freno y marcha atrás (1936).
Plantea el tema de la inmortalidad, mediante el experimento del doctor Bremón, inventor de unas sales que paralizan la edad de quien las beba -corazón con freno-. Cinco personajes lo hacen, pero un hastío inmortal los lleva a una isla desierta. Un nuevo invento les permite cumplir años hacia atrás y concluir la vida en el nacimiento.

Cuatro de ellos lo aceptan, pero coinciden en edad con sus nietos, con quienes comparten flirteos y equívocos generacionales: una abuela rejuvenece hasta desaparecer, mientras su hijo crece. Además, el doctor ignora si, al "nacer para morir", los abuelos comenzarán sus vidas desde un nacimiento biológico.

x dijo...

Cuando somos niños queremos crecer y volar rapidamente para ser adultos y al llegar a la mediana edad, añoramos nuestra niñez. El problema está cuando seamos viejos, que ocurre lo contrario... que nos volveremos como niños. Solo nos contentaran las golosinas y dulces y un poco de cariño de los nietos.

Saludos japoneses a todos. Y...
FELIZ NAVIDAD.

principio de incertidumbre dijo...

Carucha: creo que en casi todos los modos... pero sería largo de enumerar.
Buen fin de semana para vos.

alejandro: el pasado está para siempre buscarlo. Es un lema al que reincido.

Uno se va, para volver. Sí que lo creo.

caritalimpia: sí, buen principio. Y sin la necesidad de ambiciones fútiles y caprichos inútiles.

Zaaar: busqué, pero no encontré archivo mp3. Qué le vamos a hacer...

Y a ver cuándo nos canta una usted... ni que sea por Navidad...

P.D. extraño a "Lo que nos ocupa".

Lore In Cælo: es que es complicado tener el panorama completo. Digo, vivir y hacerse cargo del entorno, contemplar y ver qué se hizo.
Yo no haría borrón y cuenta nueva (vi demasiadas películas en las que volvían al pasado, y aprendí la lección, :P)

Y me llamo LORENA.

P.D. qué bueno que tengas la posibilidad de leer a mucha gente. Luego te tocará a vos, resolver qué hacer con esas posturas.

Lobito: me gusta mucho la idea de que la niñez es "cubista", pues no hay tanto límite y delineamiento de formas.
Más para elogiarle a Picasso, sin duda.
Sin duda que es casi una de las mayores libertades (bueno, sin la cívica, sus responsabilidades y atropellos).

Rael: sigo sin caer quiénes son. Igualmente me los imagino como ese grupo (se me escapa el nombre, mala memoria la mía) que cantaba "Hold the line", ¿o me equivoco?
No te preocupés, en realidad es muy complicado no decir clisés con algo que nos apasiona. ¿Qué otra cosa se dice sin caer en pavadeces? A lo seguro y lo corto.


... nada para decir: ¿en algún libro está eso? Porque no lo leí...

Diego: bueno, pero mientras la carne se pudre, luego es carne de gusanos, así que renacés (digo, por si alguien no cree en el alma). Es un buen propósito. Ser carne de gusanos.
Lo malo es esa dramatización que
últimamente se hace en los noticieros...Posta, todos los días, te enterás o de que los robaron o alguien les pegó. No sé si soy un blanco tan fácil o un estigma sociológico.

Maximus: sí, pero a mí no me gustó que la hicieran hablar. No era como el vagabundo de Chaplin, que con el sonido, no perdió la magia.
Lo siento, rosada, me gustabas más muda.
:(

P.d. igual usted es un pibe, y tiene a su niño para recordarle la niñez todo el tiempo. :)

Niño Errante: el tema sería no frustar (tanto) a los demás. Creo que sirve la experiencia ajena, pese a todo. No todo es individualidad.

Lo malo de la frustación es que no siempre es culpa propia. A veces es compartida, ¿y a quién le reprochás?

peperinoteama: no está sólo en el hacerse.

Ya somos dos.
Bueno, en mi caso boluda.

principio de incertidumbre dijo...

Fideos con Manteca: sí, creo lo mismo. Así que acordamos tranquilamente. Si la vida es sucesión de instantes, al igual que una sucesión numérica uno no puede dejar de ser lo anterior sino que lo es, más lo actual, lo que te compone. Esencia primordial.
Yo quisiera tener el mismo valor de poder saltar y caer de espaldas en el pasto, en un vano intento de ser gimnasta... Y que me duela, pero que no me dé más miedo.

Gracias a vos.

lucas: pero como en este mundo, va por otro lado ("la vida está en otra parte"). Igualmente, si le ganamos unos pocos segundos segundos de universos y sentimos lo mismos, alguna batalla le ganamos al paraíso (y eso sería una gran paradoja).
No siempre importa dónde volver, sin donde empezar. (?)
Perdón, es que ayer vi Karate Kid 4.
En realidad creo que el post, venía más por el lado, de que hay tanta necesidad de revisionismo a esta época del año, como obligación moral (que no estética), casi un conceso social. Y a veces, la historia necesita otra cosa.

Faro justiciero: no conocía a don Jardiel (gracias). Incluso un chico argentino tiene una página sobre él (http://www.jardielponcela.com.ar); me reí bastante con algunas frases.
Ya me temía que alguna novela había... Igualmente, lo relaciono con "La invención de Morel". Aunque con una trama más inquietante (creo). ¿No viste una película con Patrick Dempsey en la que él y el abuelo, intercambiaban de cuerpo, y era él quién podía morir y su abuelo, era joven.
A mí me divertió (por lo que recuerdo).

x: lo loco, es que tengo un libro, que tiene un refrán Zen que dice algo parecido a lo tuyo. Es más o menos así: "cuando se es joven los árboles y montañas son árboles y las montañas; cuando cultos, los árboles y montañas son otra cosa; cuando se es sabio los árboles son árboles y las montañas, montañas".
Perdón por la inexactitud, al citar.

(Feliz navidad, para vos, también).




Un abrazo a todos.

RoMa dijo...

lindo tessssto

salutes!

TT dijo...

Siempre me llamó la atención que el crecimiento en cierta forma nos vaya sacando ciertas cosas "puras" pero me niego a pensar que sea una mala planificación y, una vez más, solamente nosotros, seres humanos, tenemos la culpa.
Debe estar estrechamente relacionado con el hecho de que los niños pueden jugar a ser grandes pero de grandes perdemos la capacidad de jugar. No sé cuál sería la relación. Si la llegara a encontrar, pasaré el dato, no sería desandar, pero creciendo así, fácilmente tendríamos el mundo perfecto, como esos que dibujábamos en las baldosas.

el espacio real dijo...

te quiero

:)

principio de incertidumbre dijo...

roma: es muy lindo. Sí.


tt: lo de la planificación es cuestionable. Pero tampoco es cuestión de andar echando culpas. Sí, mea culpas. Yo tampoco sé cuál es la relación, pero asumo que tiene que ver con la educación social que se pretende de nosotros. Hay ciertos canónes, pero creo que está cambiando un poco eso.
¿no?


espacio: yo te amo.

Rael dijo...

Los "Hold the line" eran Toto, estimada amiga.
En esta dirección http://www.progarchives.com/Progressive_rock_discography_BAND.asp?band_id=233
podés encontrar varios temas de Marillion (incluyendo Childhood´s end) para escuchar sin necesidad de descargar los temas.
Muchos saludos y excelente el blog ;-)

principio de incertidumbre dijo...

Muchísiimas gracias, muchas, Rael.


Tenés razón, era Toto. Y no se parecen tanto. Pasa que yo tengo cierto rechazo (no sé bien con qué fundamentos) contra la época de los 80. Hay como cierto sonido repetitivo que se mantiene en ciertas bandas. Lo paradójico es que algunas de las bandas que más me gustaron están en esa franja.
Este grupo nada que ver con Toto.
Me inclino a decir que el cantante tiene cierto parecido a Sting (vocalmente).
Y el sonido está muy bueno.
Compraría el disco.
De nuevo, gracias por hacérmelos conocer.


P.D. tu blog sí que es lindo.