martes, junio 27, 2006

Robando posts

Sobre mediados de mayo El buen salvaje publicaba este post:



Arte, arte, arte (Marta Minujín)

Hay todo un tema que recorre el siglo XX y es el de la disolución de los fundamentos del arte. En un primer momento arte era sinónimo de belleza y pericia técnica. Después llegaron las vanguardias y denunciaron la fosilización del espíritu y su entrega al público burgués que lo consumía como objeto decorativo y de status. Las vanguardias proclamaron la muerte del arte y el nacimiento del artista como único señor de su obra. Esto devino en el desprecio del público, Duchamp poniendo un mingitorio en el museo y declarando que era arte porque él lo decía, sencillamente.Luego llegó la muerte de las vanguardias y el arte se convirtió en un gesto, sólo eso. Los objetos despreciados por la alta cultura se convirtieron en obras de arte y fueron aclamados en los museos y galerías. Sopas Campbell valuadas en millones de dólares, el batimovil expuesto en el Museo de Arte de Nueva York, las peliculas clase B ensalzadas como obras subversivas. El relativismo ofrece una aparente libertad al destruir los prejuicios elitistas de la vieja cultura letrada, pero al mismo tiempo licúa las diferencias y hace desaparecer cualquier intento de establecer una jerarquía entre lo feo y lo bello. Si no hay criterios diferenciadores entonces Moby Dick tiene tanto mérito como el Pato Donald, Rimbaud se sienta a la mesa con División Miami y Salinger comparte habitación Robocop. Y está bien en un punto que eso pase, porque elimina los prejuicios de clase y descubre en los productos de la industria del entretenimiento valores que antes era despreciados por las elites. El problema es que la industria cultural tiene de su lado al mercado (en Hollywood puede laburar David Lynch pero las decisiones realmente importantes no las tomarán nunca los David Lynch), mientras que la cultura "letrada" es rezagada a las tiendas de usados o los cineclubes para ancianos ociosos. El engaño del posmodernismo relativista es que no dice que la fuerza del capital está del lado de División Miami o de Britney Spears y no de Faulkner o Jim Jarmusch. "Todo merece el mismo respeto" dice el relativismo, pero calla que las fuerzas materiales del mercado trabajan para elmercado y no para la "alta cultura" y que por lo tanto a millones de personas sólo le llegan ciertos productos (los que son considerados rentables) y desconocen tantos otros que serían tan valorables como los productos de la industria cultural.En ese sentido, cada vez más, el gusto por el arte se va convirtiendo en privilegio para pocos, en una resistencia, en un refugio ante el mundanal ruido. Destino horrible por demás, ya que el gran arte nunca fue resistencia y refugio sino osadía, rupturismo, escándalo, conmoción. Visitar hoy una librería, por ejemplo, es una experiencia penosa porque uno ve cara a cara quiénes son los consumidores de gran arte: señoras viejas seguramente profesoras de letras retiradas, psicoanalistas veteranos con ganas de estar a la moda, tímidas estudiantes de letras buscando los libros de sus profesores, treintañeros desesperados por que terminaron el Código Da Vinci y Tolkien y no conocen más títulos que esos, todo esto entre gigantografías de Andahazi y Pacho O'Donnell y libros de fotos para turistas y el nuevo de Aira que sale 60 mangos y la nueva saga pelotudista de dragones e imbéciles estudiantes de magia. Solo queda el Parque Rivadavia, mi patria adoptiva, mi única universidad, donde junto a viejas revistas porno y vinilos Zappa uno puede conseguir el Satiricón de Petronio o Los Siete Pilares de la Sabiduría de T.E. Lawrence o los versos eróticos de Verlaine a cinco pesos. Siempre y cuando no le preguntes al nazi gordo por la Dialéctica del Iluminismo de Adorno y te saque carpiendo con sus perros SS.





//

Siguiendo; a responder la consigna de belerofonte.

//

Mariana suozzo deslumbra con los poemas de Mark en el espacio.

9 comentarios:

bajo.* dijo...

sep
algunas cosas pueden ser
y otras no
si te gusta el "arte" ya sea el arte elitista o lo q sea.... no te quedas en tu ksa esperando que la pasen por mtv...
salis y la consumis
donde sea que este

es una mierda que tenga que ser RE jodido encontrar una puta muestra de escultura, o conseguir otro libro que no sea el d Harry Potter ( que by the way, lo AMO )
pero bueno.... si las cosas son asi, mientras intentas cambiarlas, segui consumiendo lo que a vos te gusta....

blah

fue
no se
me fui de tema
(?)

t dejo un texto q me parecio muy interesante....


^^

exitos!
=D
besoo


BaJo.*




El Arte, hijo mío, es una mujer muy linda, que llora si la dejan sola. A veces se la ve muy digna, con sombreros emplumados, terciopelos y collares, entre un grupo de Señores que la invitan con Champagne.
A veces la arrinconan en un altar, y la nombran la gran virgen de una hermética religión.
Pero a veces, también por suerte, y con todo su beneplácito, una banda escandalosa se la roba de la Iglesia, se la lleva en procesión, la acuesta en un matorral, le arrancan los cuatro calzones, y entre aullidos y carcajadas proceden a su fornicación, concienzudamente (eso es lo que se llama la etapa de gestación)
Cuando veas esta ceremonia, hijo mío, no te pares a escuchar los llantos y los lamentos, de los celos y las envidas, de los frailes y los señores, sino la hicieron gozar.


"León Ferrari" (El Arte)

RoMa dijo...

faaaaaaaaaaaaaaaaaa

el espacio real dijo...

la minujin siempre fue una grosa amor

;)

karlas- blog dijo...

la minujin siempre fue una falopera descerebrada, los dos puntos mas altos de su carrera los colchones de la menesunda que le robo a Santantonin,y la escultura del analgesico que esta en todas alas farmacias. karla

xixe dijo...

Pues nos corresponde a nosotros como consumidores el elevar el nivel del arte que consumimos. Saludos.

Ary dijo...

Parece que la vanguardia tuviera la culpa de nuestra necesidad de consumir lo que brilla, lo que nos muestran que brilla, lo que brilla y lo tiene además el indio que vive en la toldería de al lado. El mercado, como una máquina de hacer ravioles, va devorando el nuevo material que encuentra para que la manivela siga girando. La vanguardia se fue a otro lado, es más, nadie sabe donde está la vanguardia porque si lo supieramos no seriamos la vanguardia.
Y digo seríamos para dar una vuelta más al tornillo de este asunto de los blogs y de la "nueva" forma de expresión, una vanguardia donde todos somos "iguales", pero como siempre somos igual de distintos.

AL-JAZERRA dijo...

Pienso que la obra de marta es una de las pocas que se salvo al paso del tiempo, mas si vemos lo sucedido con el resto de sus compañeros del proyecto di tella, a la retirada de romero brest del mismo.Con una obra escultórica simple en lo conceptual, pero bien realizada atravezo mas de cuarenta años de historia. alejandro

el espacio real dijo...

hey amorcis ¿no soy coqueto?

:$

Amaranta dijo...

Qué bueno está este post!...Sentí una especie de complicidad.
Gracias.